• TALES technology

Programa de ayudas para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE)



La contaminación del aire tiene repercusiones en la salud de las personas. Además de los efectos adversos conocidos, varios estudios sugieren que las personas que viven en zonas con mayor contaminación del aire tienen tasas de mortalidad más altas en casos de infección por coronavirus.


La evidencia científica muestra que las personas que viven en una zona con altos niveles de contaminación son más propensas a desarrollar afecciones respiratorias crónicas a partir de enfermedades infecciosas.


Un estudio reciente de la Universidad de Harvard concluye que un aumento de 1 g/m3 en PM2,5 puede aumentar la tasa de mortalidad por COVID-19 en un 15%.

Con la nueva Ley de Cambio Climático y transición energética del Gobierno aprobada se obligará a todas las ciudades españolas de más de 50.000 habitantes a establecer zonas de bajas emisiones urbanas como medida esencial para la mejora de la calidad del aire; con el objetivo de conseguir un ambiente más saludable para la ciudadanía de los 149 grandes centros urbanos.


Fondos, ayudas y plazos para la convocatoria 2021


Los municipios que quieran solicitar las ayudas para la implantación de una ZBE pueden presentar sus solicitudes hasta el 30 de septiembre de 2021 a las 14:00 horas. La documentación se presentará por vía electrónica en el portal de gestión de subvenciones de la Sede Electrónica del Mitma ( pincha aquí para acceder ).


Un total de 1000 millones de euros destinadas a Ayuntamientos con más de 50.000 habitantes y donde se incluyen las actuaciones para ayudar a reducir las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero.


Monitorización de las ZBE mediante indicadores de seguimiento de Calidad de Aire


Dentro de la planificación de una zona de bajas emisiones, se deben establecer los indicadores de seguimiento con el objetivo de monitorizar tanto la implementación de la ZBE como su efecto en la calidad del aire.


Establecer una red de control de calidad del aire es un instrumento eficaz para controlar y vigilar los niveles de contaminación y que otorga cumplimiento a la obligación que tienen las Comunidades Autónomas de evaluar la calidad del aire en su territorio.


Los sensores se distribuyen en puntos estratégicos para medir los contaminantes establecidos por la normativa en materia de calidad del aire, como el monóxido de carbono (CO), el dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NO y NO2) o partículas en suspensión (PM10 y PM2.5). Además pueden medirse parámetros meteorológicos como velocidad y dirección del viento, temperatura, humedad relativa, presión, radiación y precipitación.



Si no medimos, no podemos mejorar.


Las medidas de restricción a vehículos en los centros urbanos, no son las únicas medidas que los ayuntamientos de las grandes capitales están estableciendo en materia de calidad del aire. La consecución de los objetivos pasan por una combinación de medidas que, juntas consigan el suficiente impacto y solidez.


Lo que no se mide, no se puede mejorar. Es por ello que, junto con las medidas relativas al transporte; los municipios están implementando sus planes ZBE con la instalación de medidores que permiten vigilar tanto la calidad del aire como los parámetros meteorológicos.


¿Qué ventajas ofrece un despliegue de sensores en los centros urbanos?


La instalación de una red conectada ofrece una visión completa de la calidad del aire. Permite visualizar todos los datos combinando los diferentes dispositivos de medición desde un solo lugar.

  1. Vigilar la calidad del aire y los parámetros meteorológicos.

  2. Detectar posibles desastres, como inundaciones y alertar a los ciudadanos.

  3. Identificar fuentes de contaminación para actuar sobre ellas y mejorar la salud ambiental.

  4. Obtener una visión global para mejorar la planificación política.




¿Por qué instalar una sistema en red como TALES180º?


El sistema TALES180º Exterior aporta la tecnología necesaria para Ayuntamientos que buscan una solución integral, escalable y con capacidad de soportar múltiples comunicaciones de datos.


Gracias a su Monitoreo Continuo de la Calidad del Aire Ambiente (CAAQMS), el sistema ofrece numerosas ventajas respecto a otros sistemas complejos y costoso:


  • Sensores integrados para medir 17 parámetros y ampliable hasta 30 parámetros de calidad ambiental.

  • Bajo coste en comparación con soluciones similares y bajo coste de mantenimiento.

  • Gran resistencia a condiciones climáticas extremas de temperatura y humedad.

  • Software avanzado con panel control en tiempo real, informes, mapas, alertas inteligentes, etc.

  • Alta precisión con más del 90% de exactitud en comparación a las estaciones de control del Sistema de Referencia Federal (FRM).

  • Múltiples comunicaciones de datos. Soporta hasta 9 protocolos de comunicación inalámbricos y por cable.

En TALES180º disponemos de los equipos necesarios para implementar zonas de bajas emisiones. Ayudamos a las administraciones a conseguir un espacio libre de contaminantes y adaptado a sus necesidades. Contacta con nosotros y solicita un presupuesto sin compromiso.


27 vistas0 comentarios